Coaching como herramienta de negocios

Beneficios del coaching en tu vida y en tu negocio

El Coaching se ha convertido en un concepto muy sonado en el ámbito profesional, incluso muchos de nosotros habrá escuchado sobre él y sobre sus beneficios, pero aún así hay quienes no comprenden realmente qué es el coaching y cómo puede ayudarnos.

 

Comencemos por comprender que el coaching es una herramienta de desarrollo personal y profesional y quien realmente te puede ayudar eres tú comprometiéndote contigo mismo y permitiendo que el coaching actúe.

 

La práctica del coaching es amplia, me refiero en este artículo al coaching no directivo ejercido por profesionales.

 

El primer beneficio evidente que deriva de los procesos de coaching es la consecución de los objetivos iniciales que te movieron a iniciar el proceso, más allá de eso, he recogido alguno de los otros beneficios que he experimentado en primera persona y observado trabajando como coach profesional.

 

 1.- Te ayuda a conocerte.

 

Miles de años avalan la frase “conócete a ti mismo”. En un proceso de coaching probablemente descubrirás cosas de ti mismo que no sabías.

Serás consciente de tus fortalezas, de tu “caja de herramientas personal”, que ampliarás, y aprenderás a aplicar en diferentes situaciones.

También identificarás de forma clara tus valores, tal vez no te habías parado a pensar en ello en profundidad, y cómo vivir de acuerdo con ellos. No se puede ser feliz y coherente viviendo una vida que contradiga tus valores personales. Un coach te ayuda a reconocerlos y tenerlos presentes en tus decisiones.

 

2.- Te aporta claridad.

 

¿Te ha pasado alguna vez que quieres cambiar algo pero no sabes muy bien qué es?

El coaching te aporta claridad sobre tu situación presente, en relación con lo que quieres y lo que no, con tu forma de pensar y tu manera de abordar los asuntos que te preocupan.

Esto hace que los clientes de coaching puedan abordar sus objetivos de un modo más sencillo y les permite centrarse en lo esencial.

Cuando inicias el ascenso a una montaña no sabes qué es lo que te vas a encontrar por el camino, los árboles lo ocultan todo. A medida que avanzas e tu ascenso, los árboles van quedando atrás y el horizonte se despeja. Puedes ver el horizonte con claridad. El coaching hace que ese proceso se acelere en tu vida cuando inicias un nuevo proyecto.

A través de preguntas, el coaching hará que tus reflexiones sean cada vez más profundas y clarifiques tu situación y objetivos.

 

3.- Te ayuda a definir objetivos y establecer los pasos que debes dar para alcanzarlos.

 

Esto que parece algo muy sencillo, no lo es.

Muchas veces estamos intentando alcanzar objetivos de modo equivocado, o son demasiado grandes, abstractos… o son los objetivos que otras personas han pensado para nosotros, pero no son los nuestros!!

Si los objetivos no cumplen determinados requisitos, es fácil que abandonemos antes de alcanzarlos.

Un coach te hace mantener los pies en el suelo y a la vez te ayuda a definir metas ambiciosas.

Te ayuda a relativizar los obstáculos, ¿Cuántas veces nos hemos sentido frustrados cuando algo no nos ha salido bien a la primera? Sin embargo, ¿cuantas posibilidades hay de que algo nuevo y complejo se realice de forma perfecta desde la primera ejecución? ¿Pocas, verdad?

 

4.- Priorizar.

 

El no priorizar es uno de los principales obstáculos a la hora de avanzar, porque nos hace desenfocarnos en lo importante para prestar atención a lo urgente e incluso a lo irrelevante.

La falta de priorización nos despista de lo que hemos decidido hacer,  un coach hará que te mantengas enfocado.

 

5.- El protagonista eres tú.

 

Cada persona tiene dentro de sí misma las mejores respuestas a las cuestiones que le atañen, solo tiene que encontrarlas y sacarlas. Un coach profesional te ayudará a pasar del papel de víctima al de “protagonista” de tu propia vida. Te ayudará a darte cuenta de tu libertad y también de tu responsabilidad personal.

Una sesión de coaching es un espacio en el que encontrarte contigo mismo sin que nadie te juzgue ni imponga nada, porque nadie sabe tanto de ti como tú mismo.

Ante un dilema, si pides consejo a tu madre, una amigo, tu pareja… cada uno de ellos probablemente te sugiera algo diferente, eso sí, con la mejor intención, porque se basan en su conocimiento y experiencias propias. Un coach no aconseja ni asesora, te acompaña en el proceso de exploración y búsqueda de respuestas, en el proceso de pensamiento, reflexión y experimentación, siempre que el fin último sea aprender para pasar a la acción y poner en práctica las respuestas encontradas.

 

 6.- Aporta equilibrio a tu vida.

 

El coaching trabaja con las personas desde un punto de vista integral, es decir, los diferentes aspectos de su vida: familiar, pareja, social, carrera profesional…

Con frecuencia tenemos un área que queremos trabajar y nos centramos en ella, pero descuidamos otras, perdemos el equilibrio. El coaching tiene en cuenta las diferentes esferas de tu vida y te ayudará a buscar soluciones para encontrar la armonía entre ellas.

 

7.- Te ayuda a detectar y eliminar obstáculos y creencias que te limitan.

 

Muchas personas tienen los recursos que necesitan para abordar los proyectos que se proponen pero no consiguen avanzar, la razón es que creen que no pueden.

Los sistemas de creencias nos acompañan con frecuencia desde la infancia y nos pueden potenciar o limitar.

La buena noticia es que, aquellos que no nos impulsan, pueden ser sustituidos por otros potenciadores.

En un proceso de coaching es muy probable que salgan a la luz tus creencias limitantes, un buen coach te ayudará a trabajarlas si lo deseas.

 

8.-La motivación alta.

 

Entrar en un proceso de coaching hará que tu motivación se incremente. Serás consciente de tus capacidades, te fijarás metas, irás dando pasos para alcanzarlas, te sentirás acompañada en el proceso, obtendrás resultados y sentirás que cada vez estás más cerca de tu objetivo hasta que lo alcances. Todo ello es muy estimulante y motivante!

 

9.- Un coach te ayudará a crear un plan de acción eficaz.

 

¿De qué sirve un objetivo si no tenemos un plan para llevarlo a cabo? Un coach profesional cuenta con técnicas y experiencia para ayudarte a crear un plan detallado y de alta calidad que te posibilite el conseguir tus objetivos.

 

Te ayudará a desglosar cada acción hasta que sea manejable por ti, a tener en cuenta posibles eventualidades y cómo superarlas, a crear sistemas en los que apoyarte durante el camino… Alcanzar un objetivo se simplifica con un buen plan de acción.

 

10.- Ahorrarás tiempo.

 

Tener bien definidos tus objetivos y saber cómo alcanzarlos te ayudará a ahorrar tiempo y esfuerzo dando bandazos y probando. El que alguien te ayude a reflexionar te hará definirte y centrarte. Estarás enfocada en lo que deseas.

La finalidad del coaching no es aprender por aprender, sino poner en práctica lo aprendido para cambiar algo, transformarse y hacer las cosas de otra manera para conseguir resultados diferentes.

 

11.- Encontraras nuevas perspectivas y opciones.

 

Cuando nos encontramos con la necesidad de tomar decisiones que tienen un fuerte impacto en nuestra vida y en la de las personas próximas a nosotros,  suele ocurrir que por mas vueltas que le demos a una cuestión, siempre llegamos a la misma conclusión porque nos repetimos una y otra vez mismas preguntas y siempre “pensamos igual”.

El coaching te ayudará a poner en marcha tu creatividad, a ver las cosas desde nuevos puntos de vista y a encontrar planteamientos y opciones que no se te habían ocurrido antes. Todo ello en coherencia con tus deseos y valores.

 

12.- Encontrarás resultados duraderos, y con frecuencia, rápidos.

 

El cambio produce un efecto de onda expansiva, cuando tú cambias, tu entorno cambia también y alimenta nuevos cambios. Cuando lo haces en positivo, los que te rodean se beneficiarán de esas nuevas formas de actuar y responderán de modo reflejo, las resistencias irán cediendo. El cambio se propaga. Así es que los beneficios los experimentaréis tú y también las personas que te rodean.

¿Qué no debes esperar del coaching no directivo?

Terapia.  Consejos.  Formación. Consultoría.

Recuerda que eres dueña de tu vida. Convierte tu libertad en valor.